Es insólito que Bale no se haya ido aún del Real Madrid

Es insólito que Bale no se haya ido aún del Real Madrid

Gareth Bale se quedó en verano una temporada más en el ?Real Madrid. Cuando parecía en agosto ficharía por el Jiansung Sunin, al final la operación se echó para atrás y el galés no se marchó del equipo de la capital de España. A pesar de que Zidane tampoco lo quería en la plantilla blanca.

En el mercado de invierno Gareth tampoco movió un dedo por salir de Concha Espina en busca de un destino nuevo. Lo cierto es que, aunque Zizou al principio de temporada sí que contaba más con él, cada vez sale menos al verde y su participación en el juego del equipo tiene menos peso, algo que debería preocupar en varias esferas del club blanco.

Lo cierto es que el rendimiento de Bale en el Real Madrid lleva dos años siendo paupérrimo. Desde que se fue ?Cristiano Ronaldo a la ?Juventus y el británico estaba llamado a dar un paso adelante y ocupar el hueco dejado por el luso en la plantilla, todo le ha salido al revés.

Realmente no conocemos a ciencia cierta los motivos por los que Bale no ha abandonado el Real Madrid, pero parecen bastante claros. El primero es un motivo económico. Gareth está muy a gusto cobrando más de 15 millones de euros al año, juegue o no, y no hay muchos equipos en el mundo capaces de cubrir ese gasto. El compromiso en el campo para él parece siempre que está en un segundo plano.

El segundo podría ser geográfico. Sus hijos han crecido y vivido en Madrid y en la capital de nuestro país, coronavirus a parte, la verdad que se está muy bien. Pensará Bale, «¿para qué me voy a marchar de aquí si tengo un contrato en virtud del cual me pagan una millonada por estar sentado y jugar al golf de vez en cuando?»
?

Porque el episodio de «Gales. Golf. Madrid. Por ese orden» también tuvo su telita. Está claro que hay muchas personas que se preguntan por qué aún Bale sigue siendo jugador del Real Madrid. Un club en el que sólo entra los mejores futbolistas y sobre todo, los más ambiciosos y comprometidos. En esto último el galés falla con creces.

No sabemos lo que pasará al final de temporada, pero por el bien del club (que no de Bale, parece) lo mejor es que le ‘den puerta’