Trump ordena frenar la ayuda a Guatemala, El Salvador y Honduras

Trump ordena frenar la ayuda a Guatemala, El Salvador y Honduras

En medio de una crisis en la frontera sur, el presidente Donald Trump pidió el retiro de unos 500 millones de dólares que son parte de la cooperación con países del Triángulo Norte. Los críticos aseguran que el mandatario no tiene la autoridad para hacer esto.

Molesto por el creciente flujo de migrantes centroamericanos que están llegando a Estados Unidos cruzando la frontera sur, el presidente Donald Trump este viernes al Departamento de Estado que inicie el proceso de informar al Congreso sobre el recorte de 500 millones de dólares de ayuda que fueron aprobados para Guatemala, Honduras y El Salvador.  Trump culpó a los gobiernos de la región entre ellos al de México, con quien advirtió que cerraria la frontera la semana que viene por no hacer lo suficiente para frenar el éxodo centroamericano, según funcionarios estadounidenses.

«No habrá más dinero para ellos», dijo Trump a los reporteros durante un viaje a Florida acompañado por los senadores Florida Marco Rubio y Rick Scott, y el gobernador Ron DeSantis. «Les estábamos dando 500 millones de dólares. Les estábamos dando mucho dinero pero ya no habrá más dinero», señaló. «Ellos arreglan estas caravanas en algunos casos y ponen a la peor gente en ellas, no a los mejores. Así resuelven sus problemas y marchan hasta aquí».

El Departamento de Estado inició el viernes el proceso de informar al Congreso que pretendía detener la ayuda extranjera, de acuerdo con un documento oficial obtenido por Univision. Trump parecía haberse precipitado el viernes, ya que las reglas requieren un período de notificación de siete días antes de que los funcionarios hagan un anuncio al público, o los gobiernos afectados. Según el Departamento de Estado, ese proceso no debía comenzar oficialmente hasta el lunes 1 de abril.

«NO SON SOCIOS EFECTIVOS»

El secretario de Estado Mike Pompeo dio instrucciones «para desviar aproximadamente 450 millones de dolares en fondos de asistencia extranjera para 2018 dedicados al los países del Triángulo Norte a otras prioridades de la política exterior», según el documento. Los fondos de asistencia extranjera restantes de 2017 también se desviarán. «Estos fondos se reorientarán para apoyar programas de asistencia extranjera que sean verdaderamente efectivos y trabajen para que avanzen nuestros objetivos de política exterior. En este momento, Honduras, Guatemala y El Salvador no son socios efectivos en nuestro esfuerzo por frenar la migración hacia nuestra frontera sur». se agregó.  Los críticos dicen que detener la ayuda podría poner en peligro los esfuerzos para construir una mayor cooperación con los gobiernos de Honduras, El Salvador y Guatemala para detener el flujo de migrantes. Los críticos de esta decisión aseguran que podría poner en peligro los esfuerzos para aumentar la cooperación con los gobiernos de Honduras, El Salvador y Guatemala y así controlar el flujo de migrantes.